Desde esta pagina podes Compartir y guardar Don erre que erre en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Octubre 09, 2007

Don erre que erre

Escrito en: Selección Española

Sigue empeñado nuestro querido y admirado (por decir algo) seleccionador Luis Aragonés, el sabio de Hortaleza. ¿Alguien sabe el porqué de ése mote? Me parece a mi que no es de sabios dejar fuera de la convocatoria al gran capitán, Raúl, por cuestiones que poco tienen que ver con el fútbol. ¿No asume bien la suplencia? ¿No será, amigo Luis, que te ha espetado en la cara lo malo que eres como seleccionador? Has cogido a un grupo de jugadores cuya máxima aspiración en éste momento es no hacer el ridículo e intentar ganar por fortuna o por decreto, con el ojo crítico de la prensa visionando incrédula tus pueriles argumentos futbolísticos. Que fuiste un buen jugador de fútbol nadie lo pone en duda, pero eso no implica necesariamente ser un buen estratega, como bien sabe Hristo. Al menos, ya que no sabes poner a tus hombres en el campo, pon a los mejores, a los que seguro lo van a intentar, aquellos futbolistas que lo van a dar todo porque saben que ganar algún campeonato con su selección es lo mas grande que le puede pasar a uno.

Luis Aragonés

Dicen que eres amigo de Eto’o, no seré yo quien discuta ésta afirmación, dado que, salvo en el color, os pareceis bastante cuando algún incauto os pone un micrófono ante las narices. De exabruptos ladrados por tus fauces se podrían ilustrar enciplopedias de lo zafio y lo rudo del común carajillero hispano, con fotografías a todo color y repleto de tus mejores frases, como la innombrable “Demuestra que eres mejor que ese negro de mierda” al bueno de Reyes, en relación con Henry. Alguien con tu carrera, después de tu paso por tantos clubs, de tu veteranía y tu carisma mediático no puede bajo ningún concepto cometer ése desliz.

Hay algo que sí que sabes hacer muy bien, me descubro ante tu mejor faceta. Sabes cuándo hay que irse y cuándo es mejor esperar a que le echen a uno. Porque el dinero es tu amigo, y éste se te escapa de las manos, escurriéndose entre tus dedos para ir a caer en un pozo negro. ¿Quién renunciaría a cobrar tu sueldo? ¿Dónde vas a estar mejor? Es quizá, por eso, que te llaman el sabio.


Volver a: Don erre que erre